Saltar al contenido

Praxíteles

Uno de los escultores más famosos y más grandes de la Antigua Grecia, la carrera de Praxíteles fue entre el Periodo Clásico Tardío y el Período Helenístico del arte griego. Una de sus principales preocupaciones como artista era introducir todo el realismo posible en su trabajo y este enfoque ayudó a determinar la dirección de la escultura griega. Praxíteles mejor conocido por sus obras de menor escala de temas femeninos, incluido el famoso Hermes con el niño Dioniso (Museo Arqueológico de Olimpia) y su Afrodita de Cnido.

Praxíteles es uno de los más importantes escultores griegos junto a Mirón (activo 480 – 444 a.C) y Policleto (siglo V a.C), sus contemporáneos durante el siglo IV a.C incluyeron a Escopas (activo 395 – 350 a.C), Lisipo (395 – 305 a.C) y Leocares (activo 340 – 320 a.C). Durante el siglo XIX, Praxíteles logró fama adicional aunque temporal como el presunto creador de la famosa estatua de mármol de la Venus de Milo (100 a.C, Museo del Louvre).

Biografía de Praxíteles

Nacido en Atenas en el año 375 a.C, Praxíteles fue un escultor griego y se cree que era el hijo del famoso artista Cefisódoto el Viejo (360 a.C), de quien aprendió el arte de la escultura. Y se encuentra al mismo nivel de fama y prestigio que la de Fidias.

Praxiteles estaba obsesionado con ampliar los límites de su arte: constantemente estaba probando nuevas técnicas para hacer que su obra de arte “se llenara de vida” y fuera lo más natural posible. Para lograr este tipo de naturalismo trabajó la piedra y el bronce para crear curvas, luces y sombras. Utilizó una técnica especial para pulir su escultura de mármol, lo que le dio una apariencia real. Su estilo fue visto como delicado, luminoso y sensual.

Su obra más emblemática fue el Hermes con Dioniso niño, encontrado en 1877 en Olimpia y que es considera una escultura original, y es el único que se conserva de un escultor griego de primera magnitud.

praxiteles biografia

Sus obras restantes se conocen a través de copias romanas. La que gozó de mayor renombre en la Antigüedad fue la Afrodita de Cnido, estatua de tamaño natural de la diosa en la que por primera vez se la representa desnuda. El Sátiro en reposo y el Apolo Sauróctono destilan el encanto sensual y la gracia delicada connaturales en la obra de Praxíteles. El escultor obtuvo también un gran éxito con un tipo de Eros desnudo al que la cabellera rizada confiere una nueva plasticidad, un nuevo encanto romántico.

Obras de Praxíteles

Entre las obras más importantes de praxíteles tenemos: Hermes con el niño Dioniso y Afrodita de Cnido

praxiteles esculturas

Estatua de Hermes con el niño Dioniso

En 1877 se descubrió en Olimpia la estatua de Hermes con el Niño Dioniso de Praxíteles (Museo Arqueológico de Olimpia), aunque ahora se la considera una copia. Hermes es una obra maestra: la superficie juega a la luz hermosamente, la cabeza es sensualmente redondeada y la expresión irradia salud y felicidad. Como dice la historia mitológica, Hermes llevaba al niño Dionisio a las ninfas que fueron encargadas de su crianza. Hermes mira más allá del niño, transmitiendo la impresión de un sueño interior. Su pose se hizo conocida como la “curva praxiteliana“. Esta ‘curva’ de praxíteles influyó en las generaciones de futuros escultores.

Otras copias populares del trabajo de Praxíteles incluyen Apolo Sauróctono (lagarto-asesino), un joven apoyado contra un árbol y golpeando ociosamente con una flecha a un lagarto y la Afrodita de Cnido (Museo del Vaticano), una copia del original que Praxíteles hizo para las personas de Cnido. Al parecer, los ciudadanos amaron tanto la estatua de mármol que se negaron a venderla al Rey Nicomedes, quien según Plinio, estaba dispuesto a pagar la deuda total de la ciudad a cambio.

Afrodita de Cnido

El escritor romano Plinio consideraba a Afrodita de Cnido como la mejor escultura de Praxíteles, por no decir la mejor de todo el mundo. Muy influenciado por las mujeres en su vida y su relación con una bella cortesana, Praxíteles fue uno de los primeros escultores en trabajar verdaderamente con la forma femenina. Su Afrodita está desnuda, una innovación audaz en el momento. Aunque el original ya no existe, a partir de reproducciones en monedas romanas fue posible identificar copias que aún existen, una de las cuales se encuentra en el museo del Vaticano.

Apolo Sauroctonos

Escultura que mide 1,83 m de altura, que representa a un joven en un momento de descanso. Su anatomia es de forma suave y natural, así como el rostro al que da mayor expresividad, y el cabello que está mucho más trabajado. Su cuerpo cae hacia un lado, marcando la curva praxiteliana, y se apoya en la pierna derecha, cuyo pie está pegado al suelo. La pierna izquierda se dobla y queda atrasada.

Sátiro en reposo

Sus rasgos son similares a los del Apolo Sauroctonos, aunque se considera que su belleza es menor. El tratamiento del cabello es diferente y porta una piel de animal que deja un hombro al descubierto, despegándosele del cuerpo con una gran delicadeza.

El sátiro se recuesta con cierta indolencia en un tronco de árbol, del que sus piernas se separan. Fue muy copiado en época romana para decorar los jardines de las villas. Tiene el tratamiento anatómico más suave.

Afrodita de Arlés

También conocida como la Afrodita de Tespias. Esta representación de la deidad del amor, encontrada sin brazos en 1651 en el teatro romano de Arles, se le ha atribuido a Praxíteles por el parecido que guarda con el rostro de la ’Afrodita de Cnido’. La estatua semidesnuda se ha interpretado como el paso previo a la desnudez de la Afrodita, que marca un hito en la representación del ideal del cuerpo femenino.

praxiteles obras

Legado

La mayor ambición de Praxíteles era crear una ilusión gráfica de la vida. Se esforzó por hacer su arte lo más realista posible. Con este fin, como muchos escultores griegos, a menudo contrató a un pintor (Nicias) para colorear sus estatuas para darles una apariencia más realista. Según el escritor romano Plinio, cuando le preguntaron a Praxíteles cuál de sus estatuas prefería, respondió “aquellas a las que Nicias ha puesto su mano”. Como tal, viendo las copias de hoy en día, lo bien que debe haberse visto en su total originalidad con pintura aplicada.

Aunque Praxíteles echó una escultura de bronce y marmoles de dioses, bajo su mano, se hicieron más humanos, vulnerables a las muestras de emoción. El elemento de temor por la reverencia que falta, y esta ruptura fue tan importante en su época como lo fue el Impresionismo en los tiempos modernos. Sus predecesores inmediatos produjeron obras que eran distantes y de estilo majestuoso, mientras que Praxíteles introdujo una gracia más humanista y gentil en la escultura griega. Ningún otro escultor estuvo tan cerca de lograr esto, antes que él.

Imágenes de las Esculturas de Praxíteles