Saltar al contenido

La Venus de Berejat Ram

Venus de Berejat Ram

Se cree que la figurilla de Berejat Ram ( Berekhat Ram ) de la Edad de Piedra, descubierta en las colinas del norte de Israel, es una de las piezas de escultura prehistórica más antiguas conocidas por la arqueología. Aunque en un principio fue muy controvertida —ya que algunos paleontólogos preferían considerarla más un producto de la erosión natural que un acto de creatividad humana deliberado— su estatus parece ahora más seguro tras el descubrimiento de una segunda estatuilla similar y contemporánea: la Venus de Tan-Tan, en Marruecos.

Además, el análisis microscópico realizado por Alexander Marshack parece confirmar que los humanos fueron los responsables de la estatuilla.

De igual importancia es el hecho de que recientemente se hayan descubierto en la India ejemplos de arte rupestre de una cultura de la Edad de Piedra aún más antigua —se trata de los petroglifos de Bhimbetka— lo que apoya la propuesta de que el arte prehistórico se originó mucho antes de lo que se pensaba.

Descubrimiento y Características

La Venus de Berejat Ram fue encontrada por el arqueólogo N. Goren-Inbar (Universidad Hebrea de Jerusalén) durante unas excavaciones arqueológicas en los Altos del Golán, entre Siria e Israel, en el verano de 1981.

venus de berekhat ram
La Venus de Berejat Ram, mostrado desde la izquierda.

La figura lítica consiste en un guijarro de toba hecho de basalto, que contiene marcas que sugieren la cabeza, el cuerpo y los brazos de una mujer.

En concreto, presenta tres o más incisiones en forma de surco, realizadas por una piedra de bordes afilados, que le dan la apariencia de un cuerpo humano. Una de las incisiones es un surco profundo que rodea el extremo más estrecho del guijarro (lo que indica la cabeza), mientras que dos surcos menos profundos se abren en los laterales (lo que marca los brazos).

Investigaciones microscópicas recientes confirman que estas incisiones no son obra de la naturaleza, sino el resultado de una intervención artificial, lo que indica que la piedra es definitivamente una obra de arte de la Edad de Piedra. Su estatuilla hermana, la Venus de Tan-Tan, es morfológicamente tan similar que podría haber sido esculpida por el mismo artista.

A pesar de su nombre, la Venus de Berekhat Ram tiene poco o ningún parecido con las figurillas de venus europeas de la última cultura gravetina del Paleolítico Superior, como la Venus de Willendorf, la Venus de Brassempouy, la Venus de Lespugue, la escultura en relieve conocida como Venus de Laussel y la Venus de Kostenky.

Datación

la venus de berejat ram
La Venus de Berekhat Ram, de frente.

La Venus de Berejat Ram fue creada durante la cultura Achelense del Paleolítico Inferior de la antigua Edad de Piedra, y ha sido datada entre 230.000 y 700.000 años a.C.

La razón de la imprecisión de su procedencia es que se encontró entre dos capas de residuos volcánicos: una superior fechada en torno a 230.000 a.C., y otra inferior fechada en 700.000 a.C.

Esto lo convierte (junto con la efigie de Tan-Tan) en el ejemplo más antiguo de arte mobiliario del que se tiene constancia y, sorprendentemente, significa que es anterior al hombre de Neandertal y que fue creado por un homínido anterior como el Homo erectus.