Saltar al contenido

Escultura Griega Arcaica

escultura griega arcaica

¿Por qué la escultura griega se desarrolló más rápidamente en el período arcaico?

Una característica clave del período arcaico fue la renovación de los contactos comerciales y los vínculos comerciales marítimos entre Grecia y Oriente Medio (especialmente Egipto, así como las ciudades/estado de Asia Menor), que inspiró a los artistas griegos a comenzar a establecer una tradición monumental de escultura de mármol. Además, fue durante la era Arcaica cuando los griegos comenzaron a usar piedra para sus edificios públicos, y comenzaron a desarrollar sus tres Órdenes de Arquitectura (Dórico, Jónico y Corintio), cada una compuesta por una columna, con una base, un pozo, una capital, y entablamento con friso de arquitrabe y cornisa.

Lo más importante, fue durante este período que el templo de piedra griego alcanzó su forma esencial, lo que permite una gran cantidad de esculturas arquitectónicas, incluyendo: relieves y frisos en los frontones del templo (el frontón triangular bajo el techo de un edificio) y metopas (los paneles rectangulares sobre las columnas), así como estatuas de todo tipo. Vale la pena tener en cuenta que la historia de la escultura muestra una clara correlación entre la arquitectura y el arte plástico: cuanto más edificios se construyen, más esculturas se necesitan. Esto ocurrió en la Antigüedad clásica y también en la escultura medieval (románico / gótico), escultura renacentista (temprano y alto), escultura barroca (siglo XVII) y escultura neoclásica (siglo XVIII).

Características de la escultura griega arcaica

escultura griega arcaica características

En general, durante este período los escultores griegos hicieron frisos y relieves de diferentes tamaños (en piedra, terracota y madera), así como diferentes tipos de estatuas (en piedra, terracota y bronce) y esculturas en miniatura (en marfil, hueso y metal). Las figuras arcaicas independientes tienen la masa sólida y la posición frontal de los modelos egipcios, pero sus formas son más dinámicas.

Desde aproximadamente el año 620 a.C, las tres estatuas más comunes eran la juventud desnuda en pie (kuros, en plural kuroi), la niña de pie drapeado (kore, en plural kores), y la mujer sentada. (Los kuros siguieron siendo populares hasta alrededor del año 460 a.C). Para empezar, estas obras figurativas, como la mayoría de otras esculturas griegas independientes de la era arcaica, se asemejaban a estatuas egipcias tanto en forma como en postura (frontales, de hombros anchos, cintura estrecha, brazos colgando cerca del cuerpo, puños apretados y ambos pies en el piso, pie izquierdo ligeramente avanzado, expresión facial limitada a una “sonrisa arcaica” fija). Sin embargo, a medida que la apreciación griega de la anatomía humana mejoró, estos kuroi y kores se volvieron menos rígidos de aspecto artificial y más realistas, mientras que los escultores egipcios se apegaron estrictamente a los rígidos diseños hieráticos establecidos por sus autoridades culturales.

Otra característica distintiva griega era que, a diferencia de las figuras egipcias, los kuroi no tenían un propósito religioso explícito: podían usarse como marcadores conmemorativos o lápidas, o estatuas votivas, o para retratar héroes locales como atletas, o para representar al dios Apolo o Heracles. Los griegos habían decidido durante mucho tiempo que el cuerpo humano era el tema más importante para cualquier artista, y dado que dieron a sus dioses la forma humana, no hicieron distinción entre lo sagrado y lo secular. Además, los kuroi estaban desnudos, mientras que las figuras masculinas egipcias se mostraban vestidas.

La estatua femenina, el kore, fue vista como menos importante. En su creación, los escultores arcaicos se centraron principalmente en la proporción y el patrón de cortinas, en lugar de la anatomía física. Los artistas jónicos fueron los mejores en representar los pliegues del vestido holgado (quitón) y el sobre manto (himación). La mayoría de los kores eran esculturas votivas, de pie como dedicatorias en santuarios, como la Acrópolis en Atenas.

¿Cuáles son las estatuas griegas más famosas del período arcaico?

Famosos ejemplos de la escultura griega arcaica:

  • Kleobis y Biton (610 – 580 a.C) Museo Arqueológico de Delfos
  • Kuros (600 a.C) Museo Metropolitano de Arte, Nueva York
  • El Apolo Strangford de Anafi (600 – 580 a.C) Museo Británico, Londres
  • Los Kuros de dipilón (600) Museo Kerameikos, Atenas.
  • El Moschophoros o becerro (570 a.C) Museo de la Acrópolis, Atenas.
  • El Kuros de Creso (525 a.C) Museo Arqueológico Nacional de Atenas.
  • Friso del Tesoro de Siphnian, Delphi (525 a.C) Museo Arqueológico, Delphi.

Para ver cómo avanzaban los diseños griegos, compare por ejemplo, la estatua de piedra caliza Dama de Auxerre (630 a.C, Louvre, París), con el “Kore del Peplo” (530 a.C, Museo de la Acrópolis, Atenas); compare también, el Kouros de Sunion (600 a.C, Museo Arqueológico Nacional de Atenas), con el “Efebo de Kritios” (490 – 480, Museo de la Acrópolis, Atenas).